A la hora de hablarte de portones de garaje en Asturias es muy interesante que conozcas la importancia de decidirte a instalar una puerta automática de garaje en tu vivienda. De la comodidad a la necesidad existe una diferencia básica: la seguridad. Hace treinta años era impensable el hecho de que una puerta de hierro se abriese automáticamente, con plena seguridad y suavidad.

Los que sabemos de portones de garaje en Asturias somos conocedores de que con el paso de los años, el número de garajes ha ido en aumento. Con ellos buscamos que no dañen nuestro coche, protegerlo de las inclemencias del tiempo o no tener que dar infinidad de vueltas hasta encontrar donde aparcar. En las grandes ciudades, sobre todo, es más una necesidad que un lujo ante la enorme falta de plazas de aparcamiento.

Hoy, las puertas automáticas son muy comunes por los  automatismos de última generación que existen. Estos funcionan de una forma segura, rápida y con un mantenimiento muy sencillo. Además, en muchos se emplean materiales como el plástico o las aleaciones metálicas, que son mucho más ligeros e igual de resistentes.

Una puerta automática, en primer lugar, otorga comodidad porque no tenemos que bajar y subir del coche para abrirla. Esto se hace muy pesado, sobre todo, con mal tiempo.

Del mismo modo, la instalación de esta clase de puertas da como resultado una mayor seguridad. Puedes llegar a casa, apretar el botón del mando y en unos veinte segundos te encontrarás dentro del garaje sin pisar el suelo y sin ningún incidente.

Además, estas puertas traen consigo un ahorro de energía, dado que te aíslan del calor y del frío. Igualmente, tienen una durabilidad mayor que la media porque al encontrarse muchas recubiertas de aluminio y de acero son más resistentes.

En Conor estamos encantados de darte cualquier tipo de información sobre esta clase de puertas.