Como empresa especializada en persianas de aluminio en Asturias, nos gustaría aprovechar este post para hacer un recorrido por la historia de este producto. Si quieres conocer su evolución, no te pierdas las siguientes líneas.

El uso de persianas está presente ya en las tribus nómadas. Estas cubrían los huecos de sus espacios habitacionales con hojas empapadas para protegerse de los rayos solares y para refrescar el ambiente.

Algo más avanzados eran los modelos que desarrollaron los egipcios. Estos utilizaban cañas para bloquear hacia fuera la luz y conseguir que entrara un poco de aire fresco.

Como una de las empresas de referencia en persianas de aluminio en Asturias, queremos contarte también que en la antigua China se preferían los modelos fabricados con bambú.

Otra civilización que utilizaba las persianas era la persa. De aquella área geográfica, precisamente, fueron llevadas hasta Venecia, y así se introdujeron en el mercado occidental. De esta forma, apareció la popular persiana veneciana, que se sigue usando hoy en día.

Actualmente, las persianas venecianas se hacen con materiales como el aluminio y la madera en vez de con tela. Esta clase de persiana fue patentada en Londres en 1769.

Los productos actuales están hechos para poder ponerse en el hueco libre de la construcción de la vivienda. En función del material de la persiana y de sus propiedades, tendrá mejores o peores características de aislamiento térmico.

Desde Conor Persianas, S.A., también queremos subrayar la motorización como uno de los grandes avances en la historia de las persianas.